Posts Tagged ‘hipocresía’

Celebrando el bicentenario

15 septiembre, 2010

ha, ya es 15 de septiembre…

Los festejos por el bicentenario de la independencia de México están a punto de comenzar…

Pero, yo me sigo preguntando, ¿cuál independencia? si este país «tercermundista» sigue dependiendo completamente de las decisiones de los países desarrollados y el poco país que tenemos, nuestros queridos gobernantes se lo están entregando al imperio norteamericano.

Pero claro, no pueden faltar hoy los gritos de vivan los heroes que nos dieron patria… Los juegos artificiales, las lucesitas, adornos de plastico y banderitas, aja sí, pero por todo el país hay gente que sigue muriendose de hambre, y principalmente en estos días que hay tantas ciudades y pueblos inundados y necesitan la ayuda, necesitan el presupuesto que el gobierno prefiere gastarse en los festejos (da más y mejor imagen a ellos). ¡Claro, la gente de Veracruz y Tabasco no tienen comida, vivienda ni vestido, pero seguramente les alegrará la noche ver el cielo de su país alumbrado por los juegos artificiales!

Iniciativa México, ¿El opresor quiere armar la revolución?

4 julio, 2010

Desde hace algunas semanas eh estado escuchando, leyendo, y viendo comerciales sobre “La iniciativa México”. No había tenido tiempo suficiente para investigarlo y escribir un poco acerca del proyecto, pero ahora que terminó el semestre en la facultad me puse a buscar un poco de información, y…

Impresionante.

¡Qué iniciativa tienen ciertas personillas!

Comienzo con lo que es la Iniciativa México según la página oficial del proyecto:

“Iniciativa México es una convocatoria sin precedente en un año histórico. Es un proyecto nacional que busca rescatar al México dinámico y emprendedor así como reconocer y exaltar los esfuerzos de las personas que, con sus iniciativas, trabajan por el México que todos queremos”.

Proyecto formulado por un par de grandes personalidades de nuestro país. No me se sus nombres, yo simplemente los conozco como los capos de los dos medios de des-información más nefastos del país, quiero decir, el capo de Taravisa y el de TV apesta, mejor conocidas como Televisa y TV Azteca. Teniendo como cómplices, desgraciadamente a rectoría de las instituciones educativas más importantes del país. ¿qué hace ahí el rector de la UNAM? :S

Resulta que estas personalidades formularon el reality show más grande hasta el momento. Ahora resulta que se quieren convertir en asociaciones civiles y lograr con su proyecto un México más justo e igualitario.

¡Que no sean hipócritas!

Si son precisamente ellos los primeros en censurar los movimientos sociales cada vez que los hay y contrariamente a apoyarlos, exponen en sus noticieros como delincuentes a los que luchan por la justicia.

Tantos años de mentiras, falsos reportes, distorsión de la verdad, corrupción, represión y censura, y ahora pretenden que nos traguemos el cuento de que son ustedes los que quieren promover ese “México que todos queremos”.

Si realmente quisieran hacer algo por mejorar la situación del país, deberían empezar por desaparecer juntos con sus monopolios televisivos. Son ustedes los principales causantes de la ignorancia del pueblo, ustesdes que nos inundan con tanta idiotez en sus canales, ustedes que llenan de mentiras los oídos de este inocente pueblo…

Cito interesantes palabras de León Tolstoi: “Todos quieren cambiar al mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”.

Y es lo que lo que estos “emprendedores” no quieren hacer… cómo van a cambiar, si a costa de lo que son es que tienen dinero suficiente como para apoyar proyectos «por el bien del país», que por cierto, continuan sirviéndoles para evadir impuestos y acrecentar más su fortuna.

Además, no creo que realmente apoyen a los mejores proyectos. Es por eso que ellos serán los jueces del circo. Un buen proyecto que afectara sus intereses como empresas promotoras de la injusticia, estoy seguro que quedaría fuera de los ganadores. Lógicamente, los proyectos ganadores serán los que a ellos convenga más.

CAPOS DE LA DESINFORMACIÓN, lo repito: no esperen que creamos en ustedes después de todo lo que han hecho por reprimir las luchas sociales. En México hay ya muchas iniciativas y muchas organizaciones civiles que luchan por mejorar la situación del país, pero que son censurados por los medios de des-información que están en alianza con el estado opresor y que son dirigidos por ustedes empresarios y sus intereses personales.

Lo que México necesita para sobresalir es que personas como ustedes y sus empresas se quiten del camino y dejen de engañar al pueblo mexicano. ¿Que este pueblo necesita una revolución? Sí, la necesita, pero la necesita precisamente contra ustedes, los que quieren adueñarse de la lucha y no aliándose con los enemigos, como sus mentes podridas lo pretenden. Qué quieren, ¿que los diferentes movimientos sociales dejen sus luchas para hacer mejor una propuesta esperando que ustedes la apoyen? ¿Que el SME deje las marchas y plantones para esperar que con Iniciativa México les solucionen el problema? Ja! No señores, ustedes no pueden tomar las riendas de una revolución por el bien del país. ¡Larguense!

Desde hace algunas semanas eh estado escuchando, leyendo, y viendo comerciales sobre “La iniciativa México”. No había tenido tiempo suficiente para investigarlo y escribir un poco acerca del proyecto, pero ahora que termino el semestre en la facultad me puse a buscar un poco de información, y…

Impresionante.

¡Qué iniciativa tienen ciertas personillas!

Comienzo con lo que es la Iniciativa México según la página oficial del proyecto:

“Iniciativa México es una convocatoria sin precedente en un año histórico. Es un proyecto nacional que busca rescatar al México dinámico y emprendedor así como reconocer y exaltar los esfuerzos de las personas que, con sus iniciativas, trabajan por el México que todos queremos”.

Proyecto formulado por un par de grandes personalidades de nuestro país. No me se sus nombres, yo simplemente los conozco como los capos de los dos medios de des-información más nefastos del país, quiero decir, el capo de Taravisa y el de TV apesta, mejor conocidas como Televisa y TV Azteca. Teniendo como cómplices, desgraciadamente a rectoría de las instituciones educativas más importantes del país. ¿qué hace ahí el rector de la UNAM? :S

Resulta que estas personalidades formularon el reality show más grande hasta el momento. Ahora resulta que se quieren convertir en asociaciones civiles y lograr con su proyecto un México más justo e igualitario.

¡Que no sean hipócritas!

Si son precisamente ellos los primeros en censurar los movimientos sociales cada vez que los hay y contrariamente a apoyarlos, exponen en sus noticieros como delincuentes a los que luchan por la justicia.

Tantos años de mentiras, falsos reportes, distorsión de la verdad, corrupción, represión y censura, y ahora pretenden que nos traguemos el cuento de que son ustedes los que quieren promover ese “México que todos queremos”.

Si realmente quisieran hacer algo por mejorar la situación del país, deberían empezar por desaparecer juntos con sus monopolios televisivos. Son ustedes los principales causantes de la ignorancia del pueblo, ustesdes que nos inundan con tanta idiotez en sus canales, ustedes que llenan de mentiras los oídos de este inocente pueblo…

Cito interesantes palabras de León Tolstoi: “Todos quieren cambiar al mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”.

Y es lo que lo que estos “emprendedores” no quieren hacer… cómo van a cambiar, si a costa de lo que son es que tienen dinero suficiente como para apoyar proyectos por el bien del país, que por cierto, continuan sirviéndoles para evadir impuestos y acrecentar más su fortuna.

Además, no creo que realmente apoyen a los mejores proyectos. Es por eso que ellos serán los jueces del circo. Un buen proyecto que afectara sus intereses como empresas promotoras de la injusticia, estoy seguro que quedaría fuera de los ganadores. Lógicamente, los proyectos ganadores serán los que a ellos convenga más.

CAPOS DE LA DESINFORMACIÓN, lo repito: no esperen que creamos en ustedes después de todo lo que han hecho por reprimir las luchas sociales. En México hay ya muchas iniciativas y muchas organizaciones civiles que luchan por mejorar la situación del país, pero que son censurados por los medios de des-información que están en alianza con el estado opresor y que son dirigidos por ustedes empresarios y sus intereses personales.

Lo que México necesita para sobresalir es que personas como ustedes y sus empresas se quiten del camino y dejen de engañar al pueblo mexicano. ¿Que este pueblo necesita una revolución? Sí, la necesita, peor la necesita precisamente contra ustedes, los que quieren adueñarse de la lucha y no aliándose con los enemigos, como sus mentes podridas lo pretenden.

Solidaridad con el pueblo haitiano

16 enero, 2010

Ni lágrimas de cocodrilo ni silencio: Solidaridad con el pueblo haitiano

La tragedia una vez más golpea las puertas de Haití. Esta vez, en la forma de un terrible terremoto grado 7 que ha devastado al país y lo ha convertido en ruinas. Aún no se tienen datos exactos del número de víctimas, pero la Cruz Roja habla de 3 millones de damnificados y el número de muertos podría incluso alcanzar a los 100.000 –una cifra horrenda si consideramos que este país cuenta con tan sólo 8 millones de habitantes. Las imágenes que nos llegan de sobrevivientes aplastados bajo ruinas clamando ayuda, de niños heridos, de familiares desgarrándose en llanto por sus seres queridos muertos retratan el horror de esta tragedia mejor que mil palabras.

En este momento tan duro, nos posicionamos como siempre junto al pueblo haitiano. Toda nuestra solidaridad con ellos, hacemos nuestro su dolor y desde este medio hacemos convocamos a nuestros lectores y a todas las personas concientes a que acudan al llamado de ayuda lanzado por diversas organizaciones humanitarias que están tratando de entregar alguna clase de alivio en esta situación tan dramática.

De igual manera, no podemos dejar de sentir justa indignación ante la hipocresía de una “comunidad internacional” que vuelve a derramar lágrimas de cocodrilo ante la “incomprensible tragedia” que sufre el pueblo haitiano (utilizando las palabras de Obama), pero que no reconoce la enorme responsabilidad que ella misma tiene ante ésta –el impacto del terremoto pudo ser tan devastador, pues estamos ante un pueblo previamente devastado por un siglo de intervenciones militares, de saqueo desvergonzado, de regímenes autocráticos respaldados por Francia y Estados Unidos y de políticas de las organizaciones financieras internacionales destinadas a arruinar al pueblo haitiano en beneficio de unos cuantos. Un país convertido en una enorme maquila, donde la mayoría de la población subsiste a duras penas gracias a la caridad. Acá no estamos ante un simple desastre natural, como los medios de comunicación nos quieren hacer creer: estamos, en realidad, ante una tragedia de causas sociales. El terremoto sencillamente terminó la tarea comenzada por Estados Unidos, Francia, Canadá, la MINUSTAH (las tropas de ocupación de la ONU), el Fondo Monetario Internacional y organizaciones de desarrollo fraudulentas como US AID.

A ninguno de ellos les importó el pueblo haitiano mientras éste se ahogaba en la deuda externa contraída de manera completamente fraudulenta por la dictadura de los Duvalier, y nunca hubo mayor “angustia” en extraer hasta el más miserable centavo de un país en ruinas y con una población hambreada;

A ninguno de ellos les importó el pueblo haitiano cuando “hubo” que imponer programas de ajuste estructural en los ’90 que tuvieron resultados calamitosos sobre la población, como fue la reducción de tarifas a la importación de alimentos como el arroz, que redundó en la destrucción absoluta del campesinado, el cual fue empujado a los suburbios marginales de Puerto Príncipe –dejando a un país hasta entonces capaz de alimentarse a sí mismo en el hambre más brutal, como lo demostraron las rebeliones de hambrientos en Abril del 2008;

A ninguno de ellos les importó el pueblo haitiano cuando durante las dictaduras de Duvalier, Namphy, Avril, Cedras y Latortue (todas las cuales contaron con el beneplácito de Washington y París) se violó, mutiló, desapareció y masacró a miles de haitianos. Algunos, como Jean Claude Duvalier, viven lujosamente en Francia. O como Raoul Cedras, que gracias a los dineros que recibió como parte del arreglo con los Estados Unidos que terminó su dictadura, se recauchó en un respetable hombre de negocios en Panamá;

A ninguno de ellos les importó el pueblo haitiano cuando aparecieron miles de denuncias de los abusos sexuales cometidos por las tropas de la misión “civilizadora” de la MINUSTAH, que hoy continúan ocupando, violando y asesinando impunemente en Haití, como lo demuestra la repatriación a Sri Lanka de más de un centenar de cascos azules de ese país en Noviembre del 2007, que durante su servicio fueron culpables de varios centenares de violaciones y que en su país jamás enfrentaron ni siquiera una pantomima de justicia;

A ninguno de ellos les importó el pueblo haitiano, cuando las maquilas distorsionaron enormemente la economía de ese país, pagando a sus obreros sueldos de miseria mientras los abusos de toda naturaleza están a la orden del día;

La lista de razones para estar indignado ante las hipócritas declaraciones de pesar de un Sarkozy, de un Obama, de un Ban Ki-Moon, de un Lula, es demasiado larga como para continuar. Pero digamos, sencillamente, que mientras más miserable un pueblo, más fuertemente será golpeado por los azares de la naturaleza. Y es esa miseria la causada por las fuerzas de un modelo impuesto mediante dictaduras y presiones internacionales: si tres cuartas partes de la población de Puerto Príncipe viven en barrios miseria que crecieron de la mano de la ruina de la estructura económica de Haití (principalmente del campo), al alero de construcciones precarias, ¿podemos sorprendernos de que los muertos se cuenten por miles?

Esperamos que la solidaridad de los pueblos del mundo con Haití sea contundente. Como se ha dicho muchas veces, la solidaridad es la ternura de los pueblos. Y esperamos que esa solidaridad de la cual miles de vidas dependen hoy, se haga llegar y no se enrede en una maraña de ONGs y organizaciones de ayuda humanitaria. Sin lugar a dudas, hay muchas organizaciones de indudable reputación como la Cruz Roja que estarán realizando valiosas labores de asistencia; pero junto a ella también aparecen tiburones que profitan de estas tragedias con los cuales hay que tener ojo – son las organizaciones populares haitianas las que deben estar alerta para que la ayuda llegue a quienes la necesitan y se distribuya de manera eficiente. También esperamos que no llegue una invasión de “hombres blancos” por parte de ciertas ONGs a realizar tareas, como construir casas, que los mismos haitianos pueden realizar perfectamente y que, con niveles de desempleo rondando el 80%, no hay razón por la cual no podrían hacerlo.

Para terminar, llamamos a la solidaridad. No solamente ante esta tragedia que nos conmueve a todos los que tenemos corazón en el pecho, sino solidaridad ahora y siempre, una solidaridad que vaya más allá de esta coyuntura; una solidaridad que escarbe tras las ruinas para entender que la tragedia haitiana es bastante más profunda que un terremoto grado 7 en la escala de Richter; en fin, una solidaridad que obligue a replantearse las relaciones que mantienen las grandes potencias con nuestra región del mundo, relación de la cual Haití no es sino el ejemplo más espantoso. Una solidaridad que nos mueva a comenzar a cuestionar cada vez más el rol que juegan, por ejemplo, tropas de la mayoría de los países latinoamericanos en una ocupación militar que ha tenido un efecto tan devastador como el de este terremoto, aunque ahora quieran borrar esto tomándose unas fotos repartiendo bolsas de arroz a los damnificados.

José Antonio Gutiérrez D.
13 de Enero, 2010

¡Solidaridad con el pueblo haitiano ahora y siempre!

http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/12670

La navidad, voz del consumismo y promotora de miseria

1 diciembre, 2009

Pues ya estamos en el mes navideño jaja

y ps lo siento, pero no puedo evitar escribír algo referente. Espero a nadie ofender.

Hay una navidad muy diferente a la que acostumbramos vivir nosostros.

Me refiero a la navidad que se vive en los lugares más pobres de nuestro planeta. Lugares en donde, los niños se siguen muriendose de hambre y enfermedades, lugares en donde las ocupaciones militares continuan, lugares en donde la posibilidad de una sonrisa no es posible.

En el entorno de la mayoría de nosostros seguramente, estas fechas son de felicidad, unión, buenos deseos y demás tantos fingidos de hipocresía que después de la navidad, simplemente se peirden.

¿pero por qué tal diferencia?

¡En dónde está el salvador al que los occidentales le festejan su jodido cumpleaños!

Por qué deja que mientras unos se compran y se compran tantas cosas que no sirven para nada, otros sigan luchando por subsistir!!!

¿Y dónde queda el buen corazón navideño de los occidentales? Ja! yo se en dodne queda: comprandole productos navideños a las multinacionales, que promueven la miseria de los pueblos que no tienen navidad.

Existe un gran contraste en esta situación. La navidad promueve los buenos deseos, y sin embargo, su celebración implica consecuencias tan desagradables que la mayoría de nosotros desconocemos.

Lástima que los verdaderos valores humanistas del cristianismo hayan sido destruidos por la iglesia, y que ésta haya hecho de cosas como éstas un estúpido negocio.