Archive for 9 marzo 2011

100 razones para salir con un/a filósofo/a

9 marzo, 2011

Me encontré esto por la www. Echandole porras a l@s filósof@s 🙂

1. Porque por supuesto sólo con nosotr@s una relación será verdadera y genuinamente platónica.
2. Porque l@s filósof@s lo queremos conocer todo: ¡muy especialmente a ti!
3. Porque tenemos toda una colección de palabras exóticas y extravagantes para definir lo más profundo de tu ser.
4. Porque siempre escucharemos tus ideas y además encontraremos la manera de entenderlas.
5. Porque podemos enseñarte mejor que nadie a tomarte la vida con filosofía.
6. Porque te recitaremos bellos pasajes filosóficos en las noches de verano.
7. Porque nunca te mentiríamos: ¡Estamos demasiados comprometid@s con la verdad!
8. Porque si nos lo permites, podremos hacerte ver el mundo de mil y una maneras distintas sin salir de la habitación.
9. Porque a medida que pasen los años nos seguiremos preocupando menos por la belleza física y más por la belleza en sí misma.
10. Porque haríamos lo imposible por ti: p. ej. Acercarte al mundo de las ideas a la cama.
11. Porque para nosotr@s, antes de nada, eres un objeto sensible y la mayoría te trataremos fenomenalmente.
12. Porque te descubriremos que la vida no es un problema que resolver, sino una realidad que debe ser experimentada.
13. Porque le buscamos el sentido a la vida … y sin ti nos quedaríamos sin nuestra respuesta.
14. Porque seremos TODO lo que tú nos pidas (al menos en potencia).
15. Porque para nosotr@s nunca serás un medio para un fin, sino un fin en sí mismo (y sabremos explicarte el porqué).
16. Porque somos rar@s. Y reconócelo: ¡eso te pone!
17. Porque nosotr@s le pondremos a la relación ese toque imprescindible de inverosimilitud e impredecibilidad que la mantendrá viva.
18. Porque cuando hables nunca pensaremos que tus palabras son estupideces o tonterías, a lo sumo sólo sofismas.
19. Porque con nosotr@s las conversaciones no decaen en superficiales e insustanciales fácilmente.
20. Porque a nuestro lado tu vocabulario mejorará inexorablemente y se volverá más sólido, preciso e irrebatible.
21. Porque podemos salvar tu vida demostrándote que otra gente es más miserable que tú ética, lógica, epistemológica, ontológica, estética, óntica y hasta metafísicamente!!
22. Porque seremos la única pareja que no te pida la verificación de tu amor, sino su falsación.
23. Porque a nuestro lado tus preguntas nunca sonarán absurdas.
24. Porque sabremos entenderte y ayudarte mejor que nadie cuando sufras una crisis existencial (siempre y cuando alguna vez salgamos de la nuestra).
25. Porque nunca haremos nada malo o incorrecto ya que atentaría contra nuestra ética, lo cual sería irracional.
26. Porque gracias a la epogé sabremos cómo desconectar y dejar de escucharte cuando nos digas barbaridades, por lo que nunca tendrás que arrepentirte por algo que nunca hemos escuchado.
27. Porque fundamentamos las cosas. Nunca hacemos ni pensamos nada sin una buena razón, por lo que siempre podrás pedirnos explicaciones y nosotr@s estaremos encantad@s de dártelas.
28. Porque tenemos una mente muy creativa: tenemos ideas para todo. ¡PARA TODO! (Sí, especialmente para eso que estás pensando ahora mismo.)
29. Porque podemos entender casi todos los libros.
30. Porque no necesitamos hablar otro idioma para que dejes de entendernos.
31. Porque en esta sociedad irreflexiva somos cada vez menos y más difíciles de encontrar. Según las leyes de la oferta y de la demanda eso nos revaloriza positivamente y nos convierte en mercancía exclusiva. ¡No nos dejes escapar!
32. Porque podrás fardar de biblioteca cuando tus amig@s vengan a casa.
33. Porque no sólo tenemos buen gusto estético, sino que sabemos por qué es estético y qué es la estética.
34. Porque la filosofía combina con todo.
35. Porque entre nosotr@s puedes elegir entre una gran variedad de tendencias y corrientes.
36. Porque nosotr@s hemos colaboramos decisivamente en la difusión de los botellones desde la Antigua Grecia (entonces llamados simposios) y que éstos hayan llegado hasta nuestros días.
37. Porque podemos corregir a cualquiera con argumentos lógicos.
38. Porque nunca perderás una discusión si estamos de tu lado.
39. Porque sabemos cómo hacer parecer a otr@s idiotas dejándoles hablar y haciéndoles un par de inocentes preguntas una vez hayan acabado.
40. Porque siempre aparecemos en las citas célebres.
41. Porque somos una garantía casi segura de victoria en una partida de Trivial.
42. Porque la física la empezamos a desarrollar nosotr@s hace más de 2500 años.
43. Porque no nos bastó la física y tuvimos que ir más allá e inventar la metafísica.
44. Porque sólo los filósof@s podemos sacar referencias filosóficas a todo. Como que El Rey León es una peli existencialista (el león que toma consciencia de la muerte a través de la muerte de su padre) y hedonista (el león que se vuelve un vividor al tomar contacto con un jabalí y un suricato).
45. Porque tú también tuviste ese/a profesor/a de filosofía en el instituto que te molaba o que odiabas tanto, pero que nunca te dejó indiferente.
46. Porque nada nos gustaría más que poder darte clases de griego gratuitas.
47. Porque Aristóteles, ya en el 300 y pico a. C., nos enseñó que el amor, como el ser, se dice de muchas maneras.
48. Porque en todo este tiempo también hemos aprendido que el amor, además de decirse, se hace de muchas maneras.
49. Porque por las razones 47 y 48 nos hemos convertido en amantes ideales:
50. Porque no por nada fuimos nosotr@s quienes inventamos el hedonismo.
51. Porque nuestros prolegómenos no tienen igual.
52. Conocemos un montón de posturas y posiciones diferentes y sabemos cómo llevarlas hasta las últimas consecuencias.
53. Porque sabemos hacerlo más profundo que nadie.
54. Porque somos sistemáticos: nunca dejamos ningún punto sin tocar.
55. Porque pondremos toda nuestra potencia en realizar el acto.
56. Porque no podremos evitar una y otra vez introducir nuestra forma en toda tu materia.
57. Porque pese a las objeciones de Gödel sabemos hacerlo completo y consistente al mismo tiempo.
58. Porque además estamos abiertos a nuevas ideas.
59. Porque no te daremos la opción de quedarte con duda alguna: somos arrebatador@s e irrebatibles.
60. Porque en caso de gatillazo, estamos al tanto de qué puedes saber, qué debes hacer y qué te cabe esperar.
61. Porque nuestra autoestima está por la nueves: tenemos razones solipsistas para creernos el obligo del mundo.
62. Porque podemos demostrarte que “sobre gustos SÍ hay algo escrito”, ¡y mucho!
63. Porque sabemos cuando no sabemos nada.
64. Porque sabemos la etimología de las palabras; incluso sabemos la etimología de la palabra ‘etimología’.
65. Porque si tienes un problema, somos capaces de darte un punto de vista diferente.
66. Porque nuestr@s hij@s tendrán clases extra-escolares en las asignaturas de Ética, Filosofía, Historia de la Filosofía, Psicología, Antropología, Cultura Clásica y Lengua.
67. Porque saliendo con un filósofo aumentan las posibilidades de que tu hij@ sea un/a estudios@ o un/a intelectual.
68. Porque sabemos integrarnos en cualquier conversación cualquiera sea su temática. Por eso nunca deberás preocuparte de que caigamos bien a tus padres y que nos llevemos bien con la mayoría de tus amig@s.
69. Porque según te levantes seremos la/el idealista o realista que tú necesites (metafísica- o epistemológimente hablando, claro).
70. Porque somos fáciles de contentar: Una palabra acabada en “-idad” o “-ismo” que no conociéramos bastará para dibujarnos una sonrisa en la cara.
71. Porque si caes al agua, no pasa nada, nadearemos para salvarte.
72. Porque siempre tendremos una nueva mirada para verte, comprenderte y desearte. Hermeneúticamente para cada momento y contexto encontraremos una fórmula que nos permita enterderte y significarte de una nueva manera.
73. Porque nosotr@s sí sabremos que te queremos clara y distintamente.
74. Porque seremos expert@s en la deconstrucción de tus problemas.
75. Porque el amor, como cogitatio, nos hace poder decir “te amo, luego existo”.
76. Porque no solo te amaremos a tí, sino también cada una de tus determinaciones y accidentes.
77. Porque nuestra paciencia y templanza de acero vienen 100% garantizadas: No sin ellas podríamos haber acabado de leer a Kant o a Hegel.
78. Porque siempre te necesitaremos para superar nuestros momentos dialécticos.
79. Porque tenemos milenios de experiencia acumulada.
80. Porque podemos contarte los problemas más inquietantes y emocionantes del mundo.
81. Porque cuando no te puedas dormir, también podemos contarte los problemas más aburridos del mundo.
82. Porque somos más creativo@s que l@s pedagog@s: ell@s tienen las técnicas de estudio; nosotr@s el conocimiento y el método para llegar a él.
83. Porque sabemos qué es la Política mejor que muchos de nuestr@s polític@s.
84. Porque junto a los filólog@s, somos los únicos capaces de entender a Chomsky, padre de la Lingüística moderna, pero además entendemos a Wittgenstein. (Filosofía del lenguaje)
85. Porque l@s historiador@s saben de historia, nosotr@s sabemos la Dialéctica de la Historia. (Filosofía de la historia)
86. Porque l@s abogad@s saben de leyes, nosotr@s sabemos el fundamento del Derecho. (Filosofía del derecho).
87. Porque l@s científic@s saben de ciencia, nosotr@s sabemos lo que la ciencia puede o no conocer (Filosofía de la ciencia).
88. Porque en el 300 a.C. ya sabíamos que los átomos existían.
89. Porque te sacaremos de dudas de una vez por todas: Ortega y Gasset eran una y la misma persona.
90. Porque siempre le daremos el toque ilustre y distinguido a las tertulias familiares.
91. Porque siempre seremos detallistas contigo (al menos a nuestra manera): p.ej. estaremos encantad@s de explicarte la diferencia entre ‘aprender’ y ‘aprehender’ o la pequeña pero fundamental diferencia entre ‘entender’ de ‘comprender’. (¿Qué pensabas?)
92. Podremos explicarte todas esas gracias que no entendiste de Muchachada Nui, Les Luthiers, Monty Python y comprenderás por qué si que tienen gracia.
93. Porque una vez que te enseñemos qué es la ataraxia y en qué consiste te ahorraremos una fortuna en terapias anti-estrés.
94. Porque las pelis de ciencia ficción tratan siempre problemas filosóficos.
95. Porque tenemos más sentido común que la norma entre los mortales en una sociedad en la que, por otro lado, empieza escasear escandalosamente.
96. Porque te descubriremos que la palabra ‘trascendental’ en realidad – y contra todo pronóstico- es infinitamente más “trascendental” de lo que muchos programas del corazón, gente pija y otros sub-entes prorrumpen en público.
97. Porque NUNCA nos estancamos en una relación de pareja: nuestro espíritu crítico nos hace estar en constante revisión y renovación de nosotr@s mismos.
98. Porque un/a filósof@ – como habrás podido ver ya – nunca se queda sin tema de conversación.
99. Porque l@s arquitect@s, los odontólog@s, l@s psicólog@s y l@s antropólog@s pueden darte10 razones, los periodistas y l@s nutricionistas 15, l@s de derecho 18, l@s medicos 21, l@s filólog@s inglés 36, pero solamente un/a filósof@ es capaz de encontrar 100 razones para que salgas con nosotr@s.
100. Pero sobre todo porque para nosotr@s, para nosotr@s… ¡Filosofía eres TÚ!

Consumo responsable, ¡no devores el mundo!

5 marzo, 2011

La semana pasada estuve en Valencia y
aprovechamos para ir a comer a la playa de
la Malvarrosa. Una paella, faltaría más. La
paella contenía arroz proveniente de
Indonesia, camarones de Ecuador y la India,
calamares de Argentina, pollo alimentado
con maíz brasileño, conejo alimentado con
soja boliviana, verduras de Marruecos,
espárragos de Perú y Chile y todo eso con
cariño y a fuego lento… con gas que nos
llega desde Argelia. Para terminar, un café
ugandés con azúcar dominicano y en el
centro de la mesa unas flores colombianas.
¿Nos estamos comiendo el mundo? Fragmento de: Ferrán García – Nos comemos el mundo: Deuda Ecológica y soberanía alimentaria. (Si a alguien le interesa el artículo, escribame y les envio la revista versión electronica en que fue publicado.)

Vivimos en una sociedad consumista por excelencia. En eso nos han convertido los dueños del mundo. Vivimos esclavizados por el dinero, la propaganda, publicidad y de un monton de artículos inservibles, innecesarios para tener una vida digna. Desgraciadamente, casi nadie hace consciencia de que, hacer compras no es una actividad inofensiva. Cuando nosotros adquirimos un artículo en venta, generalmente no pensamos en toda la cadena de esfuerzos que se requirieron para que ese producto pudiera estar ahí, listo para nuestro consumo.

Sería una buena actividad que, cuando creemos necesitar comprar algo, antes de hacerlo hicieramos una refelxión. Primeramente, si realmente necesitamos tal producto, o si en realidad sólo es un capricho nuestro por ser la novedad o por el hecho de que “nos ayudará” a vernos mejor. Si se decide que realmente se necesita, pues aveces no queda de otra, pero sé que la mayoría de las veces, esa necesidad no es real y entonces, podemos prescindir de ello.

También hay que reflexionar lo que ya mencione antes, en toda la cadena por la que ese producto ha tenido que pasar para estar ahí. Seguramente para su fabricación se requirieron materias primas que algún jornalero debió obtener de la naturaleza. Pensemos también en la fábrica, donde otro jornalero más debió ensamblar el rpoducto. Y por qué no, pensemos también en el dueño de la empresa, que está tranquilamente sentado en un gran sofá, disfrutando de las ganancias obtenidas a base del trabajo de los trabajadores y de la ignorancia del consumidor.

Muy fácilmente alguien podría refutar esto argumentando que, si dejamos de consumir, esos jornaleros que menciono podrían perder el único sustento que tienen para sobrevivir. Bueno, para empezar, normalmente las grandes empresas multinacionales, emplean a sus jornaleros bajo condiciones miserables de trabajo, con largas jornadas de trabajo, por un salario de miseria que ni siquiera cubre todas sus necesidades, expuestos a sustancias tóxicas y a accidentes laborales y con  prohibiciones a la organización sindical. Por otro lado, al destinatario final, ya nos nos miran como seres humanos, sino como simples consumidores.

Ahora, estas empresas invaden territorios ricos en recursos naturales y “emplean” a los pobladores, que anteriormente, ya vivían ahí y tenían otro tipo de actividades; pero ahora, como la multinacional ha adquirido todo, no les queda más que trabajar para ellos. Han sido invadidos y les han arrebatado sus tierras por un precio muy bajo equiparandolas con las ganancias que se obtendrán.

Leí apenas en RIUS (En la trukulenta historioa del capitalismo), un ejemplo para darnos cuenta de la ganancia capitalista, más o menos era así: Un jonalero es empleado para fabricar zapatos y le pagan por jornada, no por la cantidad de zapatos fabricados. Su sueldo es de $100 la jornada de 8 horas. En esa jornada fabrica 5 pares de zapatos. Cada par, la empresa lo venderá a $100. Es decir, la ganancia es de $500, menos los 100 del jornalero, $400. Menos los impuestos y no sé que tantas estupideces más, a la empresa le venían quedando algo así de $250. Y ahora, supongamos que la empresa tiene 100 jornaleros trabajando. Es decir, multipliquemos 250*100. Sí, la ganancia del empresario será de $25,000, al día, sin moverse de su cómodo sofá, minetras que cada uno de los jornaleros recibirá un salario de $100. (bueno, no recuerdo con exactitud el ejemplo, pero así era más o menos y creo que se entiende la idea).

Es decir, al consumir irresponsablemente, estamos fomentando este maldito sistema de explotación. Que muchas personas (incluidos niños), pasen el resto de sus vidas sometidos a unas cadenas invisibles, pero aún así, pesadas y dolorosas. Estamos ayudando a que los dueños del mundo incrementen cada vez más sus riquezas y con eso, su poder y control. ¡Ya basta de ser sus borregos!

¿Cómo ser un consumidor responsable?

Pon atención en dónde y cómo gastas tu dinero. ¿Tu dinero va a apoyar a compañías a las que no les importas? ¿Están estas compañías destruyendo el medio ambiente, matando animales, tratando como mierda a la gente que trabaja para ellas? ¿Están intentando por todos los medios venderte un producto que te provoca cáncer? ¿Está su publicidad diseñada para manipularte, hacerte sentir insegura o para hacer que sus productos parezcan más de lo que realmente son? ¡No necesitas dar a esas cabronas tu dinero! De la misma forma, ¿compras muchas cosas que realmente no necesitas? Refrescos y comida basura, por ejemplo. ¿Acabas gastando mucho dinero cada vez que quieres divertirte y relajarte? Hay miles de cosas que tú y tus amig@s podéis hacer que son divertidas, creativas, y que no cuestan dinero. En cuanto experimentes un poco, te darás cuenta de que disfrutas mucho más de la vida cuando no estás pagando continuamente por todo. Este frangmento lo obtuve de: Guerrilla Latina


Pensemoslo bien antes de comprar ese producto que tanto anhelamos, quizas alguien al otro lado del mundo se está muriendo por obtener los recursos para la fabricación de tu capricho. Probablemente, alguien sufrió un accidente laborar en la fabrica en donde se ensambló ese producto (y sin tener derecho a justicia, simplemente fue despedido porque ya no es útil para el trabajo). En la menos peor de las situaciones, tal vez simplemente estás apoyando a los más poderosos y ricos que sigan incrementando su poder y riqueza a costa de la esclavitud de las personas que no les queda otra opción más que someterse a los peligros del mercado laboral para poder sobrevivir, y esclavizandote a ti mismo consumiendo lo que realmente no necesitas.